“Convénceles con la música” o el Método Danny Boyle para elevar un final

bifurcaciones_001_19c1

Con el enérgico estilo cinematográfico de Danny Boyle tengo sentimientos encontrados: lo mismo me impulsa con su cuidadosa selección musical que me satura con artificios baratos como las pantallas partidas. Pero aquí vamos a hablar de lo primero. Así que, teniendo en cuenta un equilibrio entre la calidad musical como de la secuencia en su contexto, os propongo un Top 5 de finales con acompañamiento musical en las películas de Danny Boyle.

  • 5) El clímax final de “Sunshine” (2007): La pieza musical compuesta por John Murphy para el clímax de esta película es de una elevada calidad para tratarse de uno de los filmes menos conocidos de su realizador. Podréis apreciar que entraña una épica que quedaría muy bien con, no sé, acompañando a la voz de Gloria Serra en los reportajes del programa Equipo de investiga… Perdón, no he dicho nada.

 

  • 4) El clímax final de “28 días después”(2002): Cuando vi esta película en el cine me pareció como que, para la llegada del momento cumbre, el director dijera eso de: “a tomar por culo la bicicleta”, y entonces desatarse. Otra vez más, el británico John Murphy es el responsable de la pieza. Aquí dejo el vídeo con la escena y su correspondiente SPOILER (“Juego de Tronos” para el parvulario).

 

  • 3) El final de “127 horas” (2010): Danny Boyle la clavó con el empleo de este tema de Sigur Ros cuyo crescendo, a no ser que no seáis humanos, es imposible que no ensanche vuestra alma. Se trata de una pieza con la suficiente entidad propia como para dejar enlace del tema sin el contexto de la película -eso sí, hablamos de Sigur Ros, que cambian de ritmo como de calzoncillos, así que os lo dejo en el punto clave-. A disfrutar.

 

  • 2) Los créditos finales de “Slumdog Millionare” (2008): En un homenaje a las películas de Bollywood, Danny Boyle terminó de meterse a crítica y público en el bolsillo con un optimista y ameno final coreografiado a ritmo de “Jai Ho”.

 

  • 1) El final de “Trainspotting” (1996): Supongo que era previsible el final en ocupar el primer puesto pero es que “Trainspotting” son PALABRAS MAYORES. El tema es el ya mítico “Born Slippy” de Underworld, que funciona a las mil maravillas con la decisión de Renton al final de la película. Ya que estamos, no quiero terminar sin mencionar que “Trainspotting” es un autentico tour de force musical de principio a fin: se puede decir que la película es una sucesión de temazos al servicio del estado emocional de sus personajes. Con ustedes la gloriosa escena (por educación aviso de SPOILER, aunque si a estas alturas no la has visto deberías dejar de hacer lo que estés haciendo y verla).

 

 

Ya está en marcha la producción de la segunda parte de “Trainspotting” y, siendo consciente de que lo tiene muy difícil para llegar a la altura de la primera parte, me tranquiliza comprobar que detrás del proyecto están los mismos responsables. Id al cine.



 

 

Fuente fotografía “Trainspotting”:

http://cafeycabaret.com/cinemex-exhibira-trainspotting/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s